Michelle McGagh: un año entero, sin gastar dinero.

por | enero 14, 2018

michelle mcgagh cero gastosMichelle McGagh es una periodista de finanzas en Londres, con más de una década de experiencia. Pero a pesar de su trabajo, y de estar escribiendo todo el tiempo acerca de cómo administrar dinero de forma inteligente, sentía que no practicaba sus enseñanzas.

“Como mi cuenta bancaria siempre estaba en negro, mis tarjetas pagadas, y estaba ganando un buen salario, mi pensamiento era que no tenía que preocuparme por cuánto dinero gastaba. No pensaba antes de gastar, me dejaba llevar por el ciclo del consumo: ganar dinero, para comprar cosas que no necesitaba, y eso no me hacía feliz”

Al final, Michelle se sintió mal, y decidió hacer un experimento radical: un año de cero gastos. Y el viernes negro, inició su experimento… las reglas eran simples: cero gastos por un año. Ni para ella, ni para otros. Las únicas excepciones a la regla eran algunas necesidades totalmente básicas: pago de servicios, artículos de limpieza y cuidado, comida, medicinas, cosas por el estilo.

Su aventura de cero gastos ni siquiera incluía vacaciones ni transporte… para llegar a algún lado, tendría que hacerlo caminando o en bicicleta, y la misma regla aplicaba para cualquier vacación o paseo. Y por supuesto, en las vacaciones no se permitían hoteles o restaurantes.

Que aprendió del experimento?

Un año después, había ahorrado más de $23.000 en gastos superfluos. En comida chatarra, en viajes en taxi, y en ese montón de cosas que consumen dinero poco a poco, en pequeñas cantidades, pero todo el tiempo.

$23.000, suficiente como para comprar un automóvil. Aunque en su caso, Michelle McGagh decidió invertir ese dinero en pagar cuotas adicionales del préstamo de su casa.
Además, el experimento le dejó una perspectiva totalmente nueva de la vida en su ciudad y su país.

“La verdadera diferencia fue en la primavera. Cuando está más cálido, y la gente sale a explorar Londres y se pueden visitar exhibiciones gratuitas y museos. Ir a caminar, andar en bicicleta, nadar en los lagos… todas esas cosas son gratis, y ayudaron mucho. Hice unas vacaciones en bicicleta: recorriendo y acampando en las costas de Suffolk y Norfolk. Algo que jamás habría hecho de no ser por este reto, y que ansiosamente espero hacer el próximo año”

Qué cosas no salieron tan bien?

michelle mcgagh cero gastosPareciera ideal la experiencia de cero gastos por un año, y aunque uno quisiera contar que fue una maravilla y ahora todos deberíamos hacerlo… no es tan así. Hubo algunas cosas que definitivamente le hicieron falta a Michelle durante ese año. Según cuenta, lo más complicado del tema fue lo social. Podía salir con sus amigos, pero no podía gastar nada… ni tampoco podía permitir que otros pagaran por sus gastos. Eso significaba que todas las salidas con sus amigos, tenían que ser a lugares gratuitos. Estrenos de cine? No permitidos. Restaurantes, o ir al bar? Permitidos, pero no podía consumir nada.

No usar el autobus? Fue difícil, especialmente en los meses fríos y de lluvia. Una bicicleta es una forma muy versátil de transportarse, pero hay ocasiones donde simplemente no da la talla.

Y durante el año que duró su experiencia de no gastar, no pudo visitar a su familia, que vive fuera de Londres. Porque simplemente no había forma de llegar que no fuera un autobus, o un avion.

Qué podemos aprender de todo esto?

El experimento de minimalismo extremo que hizo Michelle McGagh es interesante, y hay varias cosas que podemos aprender de él. Aunque al final, no sea algo que podamos replicar en nuestras vidas, si hay lecciones importantes que nos pueden servir a todos.

Lo primero que podemos sacar de este relato es la inmensa cantidad de dinero, que gastamos sin siquiera darnos cuenta. Alguna vez se ha puesto a sumar todos esos tiquetes que tiene en el bolsillo… las galletas que compró camino al trabajo, la comida rápida del almuerzo que no cocinó, el adorno que compró porque lo encontró en las rebajas? Es un buen ejercicio, y probablemente le revele justamente esta realidad: hay un montón de dinero que está gastando en cosas que verdaderamente no necesita!

Lo otro que es muy valioso es darnos cuenta que a nuestro alrededor existe un montón de posibilidades de vivir, que no aprovechamos!

En qué piensa cuando quiere salir a algún lado? Centro comercial? Restaurante? Bar? Si quiere ir de vacaciones? Hoteles, vuelos, equipaje… lo primero que nos viene a la mente, es justamente lo que la sociedad nos ha metido en la cabeza como norma. Vaya a algún sitio público, y pague por estar ahí. Disfrute de la ciudad… pagando un guía, un hotel, y no olvide la camiseta conmemorativa. Disfrute del verano y la playa, pero no olvide hacerlo en nuestras habitaciones boutique con tratamiento de spa incluido, por tan solo el equivalente a 6 meses de su salario con financiamiento cero interés!

Para todo, hay alguien que con gusto tomará nuestro dinero.

Y muchas veces todos esos tours y esas estadías en hoteles, no nos dan el valor que nos podría dar el vivir y experimentar esos sitios, alejados del escándalo comercial.
En sus próximas vacaciones, pruebe buscar más allá de la “norma social”. Buscar soluciones diferentes, que no sean el camino tradicional de pagar un montón de dinero, por algo que es gratis. Haga las de Michelle McGagh: busque una bicicleta, una tienda de acampar, y comience a recorrer sitios por su propia cuenta. O simplemente deje los restaurantes, los bar y los centros comerciales por alguna semana, y explore las calles de la ciudad.

Encontrará muchísimas cosas, que jamás habría imaginado había.

“Pero nadie lo ha hecho antes, y no hay tours de ese tipo en hotels.com!”.

Precisamente esa es la gracia. Vaya, descubra, y haga usted su propio mapa. No se arrepentirá de hacerlo.

El experimento que hizo Michelle McGagh, lo relata en su libro “The No Spend Year”, que está disponible en Amazon. Si lo compra, recuerde compartirlo con otra persona, una vez que haya terminado de leerlo!

michelle mcgagh año sin gastos